Buscar

VIAJE POR ALASKA

¿Amigos cómo están? Me da tanto gusto saludarlos con una publicación y ésta en particular es muy especial para mí. Ustedes no están para saberlo, pero hace algunos años viajé por crucero a Alaska, ese viaje de trabajo representó muchas cosas, sin embargo me gustaría compartirles la más importante a nivel personal.

Resulta que una noche cuando terminamos de hacer nuestra junta de feed back, me quedó un tiempo libre y decidí subir a proa de la embarcación y lo único que veía eran estrellas y más estrellas, a lo lejos una que otra montaña con nieve y por supuesto la inmensidad de un océano que parecía no tener fin. La experiencia ahí no termina, ya que cuando cerraba los ojos sentía como el viento me llevaba a otros mundos. Justo ahí fue cuando recibí el gran regalo. Yo no era yo; yo era las estrellas, la montaña, el mar y el viento. La vida me había permitido CONECTAR con la "divinidad" de la existencia. Hoy reconozco que necesito regresar a Alaska y conectar; hay situaciones, relaciones lastimadas, duelos inconclusos y remolinos de la vida. Esta vez no hay un crucero para ir ni el peso de maletas costosas con ropa abrigadora; esta vez voy solo al encuentro de lo que Alaska me quiera decir. Voy con entusiasmo y valentía, con espíritu abierto al recorrido del Alaska que habita en mi alma y corazón. Con amor y servicio Alex Espino

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo