Buscar

LA ÚLTIMA CIMA

¿Hoy querido amigo, me gustaría preguntarte si ya has llegado a la cima? Si es así, te pediría de favor me compartieras ¿qué se siente, cómo se ve, que hay desde la cima?



A mi parecer, creo nunca llegamos a la cima puesto que nunca dejamos de aprender, de conocer y de sueños por cumplir. Podemos estar "satisfechos" con lo que hemos logrado hasta ahora; sin embargo, considero que aún hay propósitos escondidos o enterrados en el fondo de nuestro corazón. Podemos ser excelentes padres de familia, empleados, vecinos y hasta ciudadanos ejemplares... Peeero, ¿qué hay con el compromiso de querer, valorar y conseguir nuestros propios SUEÑOS? No hablo de sueño de ser millonario y el más guapo del mundo (eso es una fantasía muy banal), yo me refiero al sueño que tenías de perder el miedo a las alturas y saltar del paracaídas, de irte a Tailandia y visitar una reserva de elefantes, de comprar esa ropa que viste en el aparador de esa tienda exclusiva en Polanco y lucir genial en tu reunión de ex compañeros, o qué tal el de bailar el jarabe tapatío en un escenario porque siempre has amado la danza... Amigo, hoy te quiero hacer (y yo también me la hago a mí mismo) la atenta invitación a revivir los sueños que tenías y te des el ánimo, coraje y fuerza para cumplirlos. Ya has sido un excelente padre, devuélveme la responsabilidad a tus hijos; a la empresa a la que has entregado tu vida en el área de ventas ya le cumpliste lo suficiente; a tus amigos de la esquina diles que no te quiten más el tiempo... Que ahora tienes más sueños por cumplir, que la vida es hoy y tú, ¡no te la vas a perder! Con amor y servicio Alex Espino

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo